Revista Internacional de Derecho de la Comunicación y de las Nuevas Tecnologías. ISSN: 1988‐2629

Call for Papers  2020: envíos hasta 30 de noviembre 2019 (número marzo 2020) / envíos hasta 20 de abril 2020 (número septiembre 2020)

La expresión Internet de las Cosases un concepto muy amplio que, a su vez, hace referencia a un aspecto muy concreto: la extensión de la Red y su aplicación en nuestro día a día. En este sentido, entendemos que se hace referencia a toda interconexión entre objetos a través de Internet. Así, a partir de la posible comunicación entre dispositivos, pantallas o terminales, la experiencia del usuario en el mundo de la Red se ve afectada y multiplica sus posibilidades a la hora de actuar en el mismo.

Entre otras cosas, la conexión de unos objetos con otros y de estos mismos conInternet tiene como principal objetivo facilitar el día a día y el desarrollo de actividades que se integran en la vida diaria de las personas. Así, un acto tan simple como encender la calefacción se podría hacer desde la comodidad del hogar, aligual que la grabación de un programa de interés podría programarse en adelanto y de forma remota. Las posibilidades son infinitas y las ventajas también.

Un aspecto importante en este sentido es la personalización de los servicios que ofrece un mismo dispositivo a cada individuo. Con la conexión del objeto a la Red, el usuario es capaz de individualizar y priorizar lo que él quiere y espera de ese dispositivo y así puede adaptar ese servicio a su vida y no adaptar su vida al dispositivo. La conexión del dispositivo a la Red facilita también la conexión del usuario y el dispositivo de una manera mucho más individualizada.

Sin embargo, también hay aspectos del Internet de las Cosas que todavía necesitan de una mejora y que lejos de facilitar la vida de cada individuo ponen al mismo en una situación de desventaja.

En primer lugar, cabe destacar que, para disfrutar del Internet de las Cosas, se da por hecho que todo sujeto cuenta con un dispositivo que pueda conectarse a la Red. Y aunque a día de hoy la mayoría de la población tiene en su poder más de un terminal, no nos podemos olvidar de diferentes núcleos o sectores que todavía no están integrados en el mundo digital como son la tercera edad o personas que no tienen la posibilidad de acceder a Internet por falta de medios. En este sentido, el desarrollo de la economía y sociedad en una única dirección (Internet, mundo digital) dejaría de lado a estos sectores promoviendo así las desigualdades dentro de una misma población.

También cabe destacar que el mundo que se desarrolla en el ámbito de Internet, a pesar de sufrir grandes evoluciones en periodos de tiempo muy cortos, que cuenta con una trayectoria de desarrollo ascendente y que ha promovido cambios de gran envergadura, es también un mundo en parte desconocido, en el que todavía hay muchos elementos aún por descubrir. Además, hay que tener en cuenta que al ser un campo que está en continua evolución muchas veces los descubrimientos que se hacen se configuran a través de  prueba y error, es decir, para crear una hoja de ruta que sea de utilidad en un futuro, primero, hay que probar y saber qué sucede y esto, muchas veces, deriva en fallos o elecciones poco acertadas las cuales, la mayoría de veces, repercuten de forma directa en el propio usuario.

En esta dirección, como principal desventaja del Internet de las cosas y del ámbito digital en mismo, se podría hablar de la seguridad y privacidad del propio individuo en la plataforma de Internet. Los dispositivos conectados recogen información personal del usuario. Esta, a su vez, deriva en terceros o programas y empresas que regulan esos dispositivos. También la posibilidad de hackeo de esas redes de conexión facilitaríala filtración de datos de carácter privado exponiendo así al individuo y poniéndole en una posición de vulnerabilidad y peligro.

Como conclusión final se podría señalar como el Internet de las Cosases una rama todavía en desarrollo que facilita la vida diaria del usuario en diferentes aspectos y que va un paso más allá en la relación dispositivo-individuo. Sin embargo, al ser un campo en el que todavía se producen continuos cambios y que evoluciona de manera constante, hay aspectos en los que es necesario incidir como son la privacidad y laseguridad. En este sentido, veo necesario priorizar al usuario como persona y la proteger a la sociedad, ya no solo de nosotros mismos, sino del mundo de la Red donde los peligros van más allá y donde muchas veces las consecuencias perduran.

 

Revista Internacional de Derecho de la Comunicación y de las Nuevas Tecnologías.

Contacto

Para cualquier ampliar información o para anunciarse en nuestra web haga click en CONTACTO

Últimas noticias