Revista Internacional de Derecho de la Comunicación y de las Nuevas Tecnologías. SEMESTRAL. ISSN: 1988‐2629

Call for Papers 2022:  envíos abstracts hasta 30 de mayo 2022 (número octubre 2022) /Call for papers 2023: envíos abstracts hasta 31 de diciembre de 2022

DERECOM. Derecho de la Comunicación. - Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 06 Julio 2022

Resumen

La propaganda siempre ha sido un método eficaz para establecer una opinión común entre los ciudadanos de un país. Entre los países que aún hoy en día la usan se encuentra Rusia, país que es actualmente noticia debido a su invasión de Ucrania.

Summary

Propaganda has always been an effective method of establishing a common opinion amidst a country's citizens. Among the countries that still use it today is Russia, a country that is currently in the news due to its invasion of Ukraine.

Palabras clave: Rusia. Propaganda. Fake news. Trolls. Bots, Ucrania.

Keywords: Russia. Propaganda. Fake news. Trolls. Bots. Ukraine.

 

La propaganda ha sido un método muy utilizado para conseguir transmitir una información que, en prácticamente todas las ocasiones, ha sido modificada para satisfacer los objetivos de quien la usa.

Existen muchos tipos de propaganda, como puede ser la religiosa (destinada a expandir y afianzar una determinada creencia), social (usada para intentar cambiar los hábitos de una comunidad con respecto a un tema), política (para generar opiniones positivas hacia un determinado partido político) o de guerra (que sirve para generar confianza en las tropas del país que emite la propaganda y desconfianza en los enemigos).

Actualmente, el uso de la propaganda sigue siendo muy común y su influencia ha aumentado gracias a la aparición de Internet y las redes sociales. Uno de los países que hoy en día está en boca de todos es Rusia, país que ha sido partícipe en diversos conflictos a lo largo de los años y que actualmente se encuentra en guerra porque ha invadido Ucrania. El uso continuado de la propaganda ha sido un pilar fundamental para mantener la posición de potencia mundial que todavía conserva.

Rusia es percibida como una amenaza tanto por su posesión de armamento muy potente, así, armas nucleares, como por el gran poder que ejerce en el ámbito político mundial (un ejemplo sería el control que tiene sobre varios países en cuanto a las políticas de exportación de materias primas y gas). No es de extrañar que su plan de propaganda suponga también un peligro para entidades internacionales como, por ejemplo, Global Engagement Center (GEC), que se dedica a exponer y contrarrestar las amenazas que suponen las tácticas de desinformación provocadas por los medios tanto tradicionales como tecnológicos usados por el Kremlin.

Las campañas de propaganda usadas por Rusia se pueden dividir en dos áreas de influencia: la primera sería el llamado “extranjero cercano”, es decir, los países que se encuentran cerca de Rusia y cuya posición supone también cierta similitud en varios aspectos sociales e históricos. Entre los países que forman dicha área se encuentran Ucrania, Bielorrusia, Letonia, Lituania, Estonia, Kazajstán, Armenia y Azerbaiyán, entre otros. Los temas que se suelen usar para la propaganda dirigida a los países fronterizos apelan al pasado histórico de los Estados postsoviéticos, como, por ejemplo, la pérdida de su estatus de superpotencia, los valores conservadores tradicionales (como la familia y la ortodoxia) y el miedo a las revoluciones y protestas violentas. De esta forma, la población tiende a prestar más atención a la información que se le proporciona, provocando que terminen creyéndola sin cuestionar los objetivos que esconden. Así pues, lo que el Kremlin busca es que toda la población tanto rusa como la que se identifique con el mensaje ruso presione a sus gobiernos y promueva disturbios en esos países.

Por otro lado, está la propaganda distribuida de forma global o al “extranjero lejano”. A través de sus medios de comunicación, como la agencia de noticias Sputnik, se encarga de hacer llegar su propaganda (controlada por el Estado) vía radio, televisión e internet a diferentes partes del mundo debido a que envía el mismo mensaje en diferentes idiomas. El objetivo principal es influir en todos los países (tanto cercanos como occidentales) en diferentes ámbitos como por ejemplo el económico (planteando el fracaso de las economías capitalistas), político (haciendo que los líderes democráticos pierdan la confianza de los ciudadanos) o el social (sacando a la luz temas como la brutalidad policial, tensiones raciales o malas conductas de los gobiernos).

Los métodos usados por Rusia para hacer llegar su propaganda se han ido modernizando con el paso del tiempo. Actualmente, el uso de redes sociales como Facebook o Twitter es el predominante, utilizando campañas y hashtags falsos.

Durante la actual invasión a Ucrania, Rusia ha optado por realizar un plan totalmente diferente: cortar el acceso a ambas redes sociales. Esto se debe a su percepción de que la información que en esas redes sociales se puede encontrar sobre la tan internacionalmente condenada invasión puede provocar que la opinión que ha implantado sobre la población rusa de que dicha invasión es justa y necesaria acabe cambiando, lo que provocaría un problema interno en el país. Sin embargo, este sistema va en contra de los derechos humanos de todos los ciudadanos rusos, en concreto, de la libertad de información. Este derecho se recoge en el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos y consiste en que todo ser humano tiene el derecho de recibir, difundir e investigar cualquier tipo de información sin limitación y por cualquier medio. Aunque si hablamos de la violación de derechos, también cabe mencionar que esta invasión supone también ir en contra del Derecho Internacional Humanitario, derecho por el que se limitan tanto los conflictos armados como las armas usadas para la guerra y se protege a aquellas personas que no participan en la guerra. Todo esto no se cumple, puesto que, por una parte, varias noticias e imágenes provenientes de Ucrania nos muestran el elevado número de civiles que han resultado ser víctimas mortales. Por otra parte, Rusia también está usando diferentes tipos de armas en este conflicto, incluso aquellas que no ha usado antes (como los misiles hipersónicos Kinzhal), demostrando que no existe un control.

Volviendo al tema del uso de las redes para transmitir propaganda, sus comienzos mediante ciberataques a bancos y entidades gubernamentales del anteriormente nombrado “extranjero cercano” fueron provocados por “hackers patrióticos”. Además, se hicieron encuestas a ciudadanos de otros países en temas como el ISIS para luego publicar noticias sobre que un determinado porcentaje de la población lo apoya, siendo estas noticias las denominadas fake news, tema al que en el ámbito europeo se le está dando cada vez más importancia por el peligro que supone sobre la formación de la opinión pública.

En las redes sociales, el Kremlin hace uso de trolls (personas que inician conflictos en las redes) y bots (cuentas automatizadas administradas por un algoritmo) para crear contenidos falsos, engañosos o afines a las ideas del gobierno ruso. Sin embargo, este tipo de métodos acaban coartando el derecho a la libertad de expresión (otro de los derechos humanos recogidos en el artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos) de los ciudadanos rusos por medio del miedo infundado a través de trolls agresivos. Un ejemplo de esto lo encontramos en el caso de Jessikka Aro, periodista finlandesa que habló sobre cómo los trolls agresivos provocaron que sus entrevistados dejaran de hacer comentarios relacionados con Rusia en las redes sociales, coartando así, como se ha anticipado, su libertad de expresión.

En definitiva, podemos comprobar que el uso de la propaganda que lleva a cabo Rusia actualmente de una manera más intensa debido a su actuación sobre Ucrania, puede derivar, si es que al final consigue lo que pretende, en un influjo negativo en otros países que quieran seguir su mismo ejemplo.

Bibliografía:

- Helmus, Todd C. & alter (2018). “Russian Social Media Influence. Understanding Russian propaganda in Eastern Europe”. RAND Corporation. https://www.rand.org/pubs/research_reports/RR2237.html (consultado el 5 de julio de 2022).

Documentación:

- Global Engagement Center (GEC). Departamento de Estado de los Estados Unidos. (2020). “Informe Especial del GEC: Pilares del Ecosistema de Desinformación y Propaganda de Rusia”. https://www.state.gov/wp-content/uploads/2020/08/Pilares-del-Ecosistema-de-Desinformacioi%CC%80n-y-Propaganda-de-Rusia.pdf (consultado el 5 de julio de 2022).

Legislación:

- Declaración de los Derechos Humanos. Artículo 19 del 10 de diciembre de 1948 https://www.derechoshumanos.net/normativa/normas/1948-DeclaracionUniversal.htm#A19 (consultado el 5 de julio de 2022).

Publicado en Eventos

 

Revista Internacional de Derecho de la Comunicación y de las Nuevas Tecnologías. Semestral

Contacto

Para cualquier ampliar información o para anunciarse en nuestra web haga click en CONTACTO

Últimas noticias